sábado, 28 de diciembre de 2013

Espejismos


Hay en mi interior una sed por una tierra más allá de las cosas y los hombres pero que no es más que espejismo colosal
que huye
se desvanece
cuando creemos estar próximos
Inmenso castillo de hielo
inexpugnable
donde reina el ángel de la desolación

Escucho mis latidos
y me pregunto si alguien sabrá que son tañidos agonizantes al final de un sueño
y me pregunto si alguien soñará con estos mismos sueños
y escuchará en su soledad mis latidos
que llaman
que piden auxilio
a través del éter

Una  vez creí comprender
(Danza idiota,
porcelana que se rompe  ante el asombro del presente)
Pero atisbé pronto que el muro seguía allí

¡Lo intenté destruir con creencias y filosofías,
pero la cura no llegó!
Pues, ¿cómo apagar el incendio que quema el cuerpo
y que no es capaz de recogerlo una lágrima, dos lágrimas, un llanto?

Cómo caminar bajo un cielo sin  sol
privados de  contemplar el horizonte bendito por aves, nubes, resplandores

La marcha de los demás se me presenta sin sentido
y mi sombra me antecede

solo quiero el olvido
la sonrisa del vacío
no tierras prometidas


Sergio Fritz Roa
(Noche del 28-29 de Diciembre de 2014)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada